lunes, 31 de octubre de 2011

Macarena Gelman: “Al recuperar mi identidad me sentí más completa y sin vacíos”

Por Carmen Urzola Maldonado



La nieta María Macarena Gelman, restituida en el año 2000, reconstruyó su historia durante su declaración por videoconferencia, desde Montevideo, ante el Tribunal Oral Federal Número 6, que juzga a los responsables del Plan Sistemático de Apropiación de Menores.
El fiscal Martín Niklison inició la indagatoria preguntando por la familia que crió a Macarena y la forma en que recuperó su identidad. “Ángel Tauriño era retirado de la policía y Alejandra Vivian, ama de casa”, comenzó y narró que en el año 2000, un año después de la muerte de Tauriño, un sacerdote se contactó con Vivian. “Diez días después ella me confesó que era adoptada. El 31 de marzo conocí a mi abuelo paterno (Juan Gelman), quien me había estado buscando. Me hice dos exámenes, uno en Uruguay y otro en el Banco Nacional de Datos Genéticos”, recordó.
Durante su testimonio en la causa, María Macarena recordó también a sus padres biológicos, Marcelo Ariel Gelman y María Claudia García. “Mi madre estuvo secuestrada en Automotores Orletti junto con mi padre. Ella fue trasladada a Uruguay y mi padre fue asesinado en 1976. Sus restos fueron encontrados en el canal de San Fernando en 1989. Ellos militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES)”, relató. El centro clandestino de detención en el que estuvo su madre mientras estaba embarazada fue la base del Plan Cóndor. Con respecto a su nacimiento, Macarena contó que “había unos uruguayos que estuvieron en el mismo lugar y escucharon cuando un guardia pidió indicaciones para atender a una mujer embarazada”. “Por estas referencias -continuó- parece que nací en el Hospital Militar Central”.
“El 22 de diciembre de 1976, el soldado Julio Barboza vio cuando trasladaban a mi madre conmigo en una canastita. En enero de 1977, fui abandonada en la puerta de la casa de la familia Tauriño- Vivian, quienes me registraron como hija legítima”, reconstruyó Macarena sobre una historia a la que aún le faltan muchas piezas.
Alan Iud, abogado de Abuelas, preguntó a Macarena si antes de recuperar su identidad hubo hechos que considerara relevantes. La nieta respondió: “Estando mi padre en el hospital, cuatro días antes de morir, me pidió que le llevara el libro ‘La Ira del Leviatán’, que habla de lo que pasó en la Argentina. También me pidió que lo perdonara”.
Para finalizar, Macarena también resaltó la importancia de haber recuperado su identidad. Cuando Niklison le preguntó por su restitución, la nieta enfatizó: “Actualmente tengo un vínculo habitual con mi familia biológica: abuelos, tíos, tías, primos, primas, amigos de mis padres. Al recuperar mi identidad me sentí más completa y sin vacíos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada