martes, 26 de junio de 2012

Videla: "Muchas parturientas usaron a sus hijos embrionarios como escudos humanos al momento de ser combatientes"



Durante su último alegato en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 6, el expresidente negó la existencia de un "plan sistemático" de apropiación de niños durante la dictadura militar, aunque reconoció "acciones autónomas y asistemáticas", y reivindicó la actuación del Ejército durante la represión: "Lo más grave es haber enrostrado al Ejército de manera indirecta la autoría de un plan que no existió. Es mi deseo reivindicar al Ejército Argentino respecto de este agravio irracional y gratuito".

(Fuente: Página 12)

El dictador Jorge Rafael Videla, quien afronta un pedido de 50 años de prisión por parte del fiscal Martín Niklison, leyó un breve escrito en el cual consideró que "todas las parturientas, a quienes respeto como madres, eran militantes activas de las maquinarias del terrorismo y muchas de ellas usaron a sus hijos embrionarios como escudos humanos al momento de ser combatientes".

Como ya hizo en anteriores juicios en su contra, se autodefinió como un "preso político" en un juicio "que amenaza convertirse en una farsa para satisfacer políticas de quienes nos gobiernan, farsa que requiere habilidades histriónicas que no poseo". "Se pretende a través de la sentencia homologar una decisión política adoptada con sentido de revancha por quienes después de haber sido militarmente derrotados ocupan hoy cargos en el Gobierno", agregó y concluyó que aceptará la condena en su contra "en protesta, como un acto de servicio" a la hora de "cumplir" con su conciencia.

Acto seguido, el también enjuiciado Reynaldo Bignone se negó a hablar ante los jueces, al igual que el exgeneral Santiago Omar Riveros, el médico obstetra del Hospital Militar, Jorge Magnacco, y Antonio Vañek.

A su turno, el exagente de Inteligencia Eduardo Ruffo se lamentó por el "error" cometido al aportar datos para ayudar a recuperar al hijo robado a Sara Méndez, Simón Riquelo. "Ese es el error que me tiene hoy acá y por supuesto no me permitiría volver a cometer", dijo. "Flaco favor le ha hecho el fiscal a familias que buscan porque si alguien tenía la idea de aportar algún dato, después de su alegato, esa idea ha quedado totalmente descartada", advirtió respecto a la acusación en su contra del fiscal Niklison.

"No estaba cometiendo ningún delito con esa gestión, no hay 'pacto de silencio' entre los miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad que participamos de la guerra contra el terrorismo. El único pacto de silencio que existe es el que ustedes promueven con actitudes como esta", continuó.

Luego, el exjefe del grupo de tareas 3.3.2 de la ESMA, Jorge 'Tigre' Acosta hizo la más extensa exposición y también negó la existencia de un plan sistemático para apropiarse de bebés nacidos en centros clandestinos de detención. "Los procedimientos no hablaban de partos ni apropiación de niños, no he participado de ningún plan sistemático durante la guerra civil de la que se me ordenó participar. Hay casos particulares que sí existen y que como delitos que son deben ser analizados, pero no participé de ningún plan", insistió Acosta. "Todo lo que he conocido de niños nacidos en la guerra civil lo he dicho", concluyó, luego de recordar las notas enviadas a sus superiores sobre anónimos que circulaban acerca de la apropiación de un recién nacido por parte del exmarino Jorge Vildoza.

El último en dirigirse al Tribunal fue el exoficial de la Marina y también miembro del grupo de tareas 3.3.2 Juan Azic, apropiador de la diputada nacional Victoria Donda, quien le solicitó a los jueces que "hagan lo que corresponda".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada